25 años de Terapia de Grupo en el Centro de Especialidades de Monteolivete: Entrevista al Dr. Roberto Mauri Maza, psiquiatra.

Publicado en www.elperiodic.com/ valencia , el 5 del 12 del 2008

25 años de terapia grupal en el Centro de Especialidades de Monteolivete (Valencia) .El Centro de Especialidades de Monteolivete empezó hace 25 años una experiencia de terapia grupal pionera en España en ambulatorios, que después de un cuarto de siglo sigue dando muy buenos resultados y tiene una gran aceptación entre los pacientes.

Esta iniciativa, puesta en marcha por el psiquiatra Roberto Mauri, ha permitido que casi 500 pacientes dispongan de un espacio adecuado para exteriorizar sus problemas y aprender a resolverlos por sí mismos utilizando herramientas como el psicodrama, la terapia sistémica o la terapia cognitiva conductual.

Las patologías más frecuentes entre los pacientes que acuden a la terapia grupal de Monteolivete son los trastornos de ansiedad, las depresiones, las distimias (trastorno afectivo crónico de carácter depresivo leve, caracterizado por la baja autoestima y un estado de ánimo melancólico), los trastornos adaptativos, problemas en la alimentación y otros. “Se incluyen a pacientes con una evidente estructura psicopatológica y a aquellos que vemos que no respondan bien a los tratamientos farmacológicos o ya lleven mucho tiempo con ellos y no logren salir de su conflicto”, explica el doctor Roberto Mauri. Necesidad de comunicación.

Tal y como explica el psiquiatra de Monteolivete, el 80% de la actividad de la consulta de Psiquiatría de Monteolivete corresponde a trastornos de ansiedad y depresiones. “En estas patologías, no es difícil encontrar lo que se han dado por llamar los cuatro jinetes del Apocalipsis de la salud mental: el victimismo, la culpa, el rencor y la dificultad para aceptar las pérdidas, susceptibles todos ellos de poder ser tratados en terapia grupal” , afirma el doctor Mauri.

El auge de estas patologías, agravadas por la falta de comunicación, el aumento de la soledad, el individualismo y la crisis de valores, coincide, según el doctor Mauri, “en una época en que jamás el mundo había estado, tecnológicamente, tan comunicado como ahora y sin embargo el individuo nunca antes había estado tan solo; incluso arquitectónicamente lo circular tiende a desaparecer, así como la horizontalidad del sofá va desplazando a la mesa camilla.

En terapia grupal intentamos recuperar todo esto”. La terapia grupal se realiza todos los jueves en sesiones de una hora y media con grupos de entre 12 y 20 personas. Las sesiones se inician en octubre y finalizan en junio. Independientemente de la terapia grupal, cada paciente sigue teniendo su día de consulta en el que se evalúa su respuesta individual al tratamiento y cómo está viviendo la experiencia de grupo. “La terapia de grupo no es hablar de las cosas y ya está; no es una tertulia. Es una herramienta para conseguir que el individuo se vea reflejado en espejos distintos (tantos como compañeros de grupo), que vea cosas suyas en quien habla, cosas que no había visto por sí mismo y que ahora se da cuenta que le pasan al resto de la gente. Verbalizar los problemas es como dar la luz en una habitación oscura, lo ves todo más claro y surgen soluciones que pueden ayudar al paciente a cambiar su actitud y a protegerse”, señala el doctor Mauri.

Con resultados excelentes, La terapia grupal del Centro de Especialidades de Monteolivete fue la primera experiencia de este tipo que se puso en marcha en España en el año 1983, en ambulatorios, gracias al apoyo de la entonces directora de Monteolivete, la doctora Carmen Borrull, y ha continuado hasta la actualidad gracias a la colaboración de la enfermera Isabel Cerveró y psicólogos como Beatriz Miralles, Josep Vicent Ramon-Car y Wanda Cogollos.

“Un día acudió a mi consulta un agricultor y me dijo ‘no me pasa nada, doctor, he pedido venir a esta consulta porque soy homosexual, necesito decirlo en algún sitio y se me ha ocurrido que aquí podría hacerlo’. La sencillez y la valentía de aquel hombre, me hizo darme cuenta de la necesidad de un espacio grupal en el que la palabra, la escucha y el aprender a vernos a través de los otros, fueran los elementos terapéuticos por excelencia. Ahí nació la idea de usar la terapia grupal”, comenta el doctor Roberto Mauri. Después de 25 años, son muchos los pacientes a los que ha tratado el doctor Mauri en terapia de grupo.

“El objetivo de la terapia consiste en ayudar a que el paciente defina su conflicto de una forma diferente, para dar lugar a respuestas distintas a las que había usado hasta ahora. En general el índice de mejoría es satisfactorio y se traduce en una disminución progresiva de los fármacos y en la reincorporación al mundo laboral de estas personas. Con la terapia grupal el paciente recupera un protagonismo activo en su salud y toma conciencia de las potencialidades que tiene para superar los conflictos”, afirma Mauri. Tras el curso de terapia de grupo, se aconseja a los pacientes que mantengan el contacto con el grupo y continúen reuniéndose por su cuenta.

“Queremos creer que, desde hace 25 años, algunos grupos siguen practicando el noble arte de la palabra y de la escucha y que poco a poco se van creando redes sociales, en las que los conflictos se desdramatizan en un marco de solidaridad y respeto”, concluye el Dr. Roberto Mauri.