Saltear al contenido principal
(+34) 606 42 67 10 - (+34) 615 63 14 60 info@psicologiadiaadia.com

persona con fobiaLa psicoterapia para fobias con la guía de un profesional especializado puede llegar a ser muy efectiva a la hora de controlar una fobia concreta. Puede llegar a desaparecer por completo. Nos referimos a fobias como el miedo a hablar en público, miedo a la sangre, miedo a volar, a las alturas, agorafobia o claustrofobia… Son muchas, pero existe para cada una un tratamiento de fobias específicas que puede ayudarte a superarlas.

Síntomas de tener una fobia específica

En general, cuando tenemos una fobia y estamos ante la situación que nos genera esa ansiedad severa, suelen aparecer síntomas físicos, psicológicos y, muchas veces, también conductuales. Esa ansiedad puede convertirse en algunos casos en ataques de pánico y con el tiempo incluso en dolor crónico.

Los síntomas físicos son claramente visibles y detectables: respiración rápida, sudoración, temblores y escalofríos, opresión en el pecho, sequedad bucal, sudoración excesiva, dolor de cabeza, mareos… Los síntomas psicológicos son más difíciles de detectar desde el exterior, ya que es la persona la que sufre en su interior una serie de pensamientos distorsionados y excesivos sobre el estímulo fóbico en cuestión. Los síntomas conductuales suelen responder a que esas personas evitan esos estímulos y situaciones para no tener que afrontar su miedo o ansiedad.

Tratamiento de fobias específicas

Lo primero es detectar qué ha generado esa fobia. Y es que la mayoría de ellas se inician en edades tempranas por diversas causas: situaciones estresantes, acontecimientos traumáticos que han generado un shock emocional o, incluso, por imitación. Es por ello que acudir a la raíz del problema es esencial para los profesionales de la psicología.

Cada una de ellas debe tratarse de forma diferente, pero la metodología y bases establecidas por la terapia cognitiva conductual y la terapia de exposición suelen ser muy eficaces para tratar la mayoría de las fobias específicas. En algún caso, será una terapia breve, mientras que otros casos requerirán de un mayor plazo para subsanar o paliar al máximo la fobia a tratar.

Volver arriba