Saltear al contenido principal
(+34) 606 42 67 10 - (+34) 615 63 14 60 info@psicologiadiaadia.com

¿Estás buscando un psicólogo de estrés en Valencia? En nuestro Centro de Psicología Día a Día podrás recibir la ayuda que buscas.

¿Cómo podemos definir el estrés?

tratamiento psicológico del estrés

Es difícil definir el estrés con palabras, al igual que otros problemas de salud mental. Es un sentimiento de tensión, tanto física (tensión muscular y otros síntomas) como emocional, pudiendo manifestarse los síntomas en el plano físico, psicológico o en ambos. La causa, puede ser cualquier situación que nos genere nuestro entorno o simplemente algún pensamiento o sentimiento que nos haga sentir nerviosos, irritados, sobrexcitados o frustrados.

La mejor definición simplificada de estrés que podemos dar es que se trata de una reacción de nuestro cuerpo o nuestra mente a un desafío, objetivo aparentemente inalcanzable, situación incómoda, miedo, amenaza o demanda. Las causas y síntomas pueden llegar a ser muy variados, por eso una exploración inicial nos ayuda a determinar el diagnóstico y tratamiento preciso.

Existen situaciones de estrés normal y habitual, que no requieren de tratamiento psicológico. Incluso existe lo que llamamos como estrés positivo, que es gestionar el estrés de forma correcta para dar nuestro mejor rendimiento en ciertas situaciones. Pero otras sí pueden poner en riesgo nuestra óptima salud mental y física. En esos casos es cuando podemos requerir la ayuda de un centro de psicología clínica.

 

Tipos de estrés

Con especificaciones sobre ambos, pero en general nos referimos a dos tipos de estrés: el estrés agudo y el estrés crónico. Ambos pueden llegar a ser muy perjudiciales para una persona, dependiendo de la situación y de cada contexto personal.

El estrés agudo desaparece rápidamente, pero suele ser muy intenso. Al ser tan poco tiempo el que está presente, no suele causar daños importantes como sí ocurre en los casos de personas con estrés continuado y durante un plazo importante de tiempo. Pero sí existen casos de estrés agudo momentáneo que pueden desembocar en estrés postraumático. Y otros que están asociados a otras afecciones mentales (trastorno obsesivo compulsivo o fobia social, por ejemplo), por lo que también pueden llegar a darse situaciones graves, aunque sean momentáneas.

Además, ese estrés agudo pasajero puede transformarse en un estrés agudo episódico. Cuando se viven de ciertas situaciones de estrés agudo continuo y se debe a una vida desordenada, malos hábitos, impuntualidad y otras conductas, puede aparecer este tipo tan concreto de estrés.

Por último, el que es, habitualmente, más difícil de tratar: el estrés crónico. Ese que puede llegar a darnos ansiedad generalizada. Ese estrés que se prolonga y parece no irse nunca. Suele ser debido a situaciones de nuestra vida personal o laboral: exceso de trabajo, problemas económicos, una vida privada infeliz… Pero cualquier situación, por negativa que parezca, se puede tratar. Contacta con nosotros si necesitas ayuda para un tratamiento psicológico del estrés laboral o de cualquier otra índole.

 

Psicoterapia para el estrés: tratamiento psicológico eficaz

¿Crees que necesitas de ayuda profesional? Nuestras psicoterapias para el estrés están mostrando resultados muy óptimos en nuestros pacientes. Contacta y pide tu cita ahora.

Volver arriba